Políticos e Impuestos: La mano que mece la cuna.




Por JtvLion:


Charley Reese es un columnista sindicado conocido por sus opiniones conservadoras. Se le relaciona con el Orlando Sentinel para el que trabajó como escritor desde 1971-2001. King Features Syndicate distribuyó tambien su columna, que se publicó tres veces a la semana.

Un artículo escrito por Reese para el periódico Orlando Sentinel bajo el título Buscando a alguien a quien culpar: El Congreso es un buen lugar para empezar (Looking For Someone To Blame? Congress Is Good Place To Start ) fue muy leído y distribuido en forma modificada a través de correos electrónicos durante la campaña presidencial de Estados Unidos en el 2008, bajo el título Las 545 personas responsables de los males de Estados Unidos. El artículo fue ligeramente modificado a partir de la versión original, No está claro si las modificaciones fueron realizadas por Reese. Como es un artículo de muchísima actualidad, -a pesar de haberse escrito hace más de 20 años- he aquí una versión mucho más acorde al escenario actual de Estados Unidos, que no pude resistir reproducir y compartirlo con los lectores.



LAS 545 PERSONAS RESPONSABLES DE TODOS LOS PROBLEMAS DE AMÉRICA 


Por Charley Reese


Los políticos son las únicas personas en el mundo que crean problemas y luego hacen campaña en su contra.

¿Se han preguntado por qué, si tanto los republicanos como los demócratas están en contra del déficit, por qué entonces tenemos déficit? ¿Se han preguntado por qué, si todos los políticos están en contra de la inflación y altos impuestos, como es que tenemos entonces inflación y altos impuestos?

Ni usted ni yo proponemos un presupuesto federal. El Presidente lo hace. Ni usted ni yo tenemos la autoridad constitucional para votar sobre los fondos federales. La Cámara de Representantes lo hace. Ni usted ni yo escribimos el código tributario. El Congreso lo escribe. La política fiscal no la establecemos ni usted ni yo. Lo hace el Congreso. Nosotros no tenemos control sobre la política monetaria. El Banco de la Reserva Federal es el responsable.

Un centenar de senadores, 435 representantes, un Presidente y 9 jueces de la Corte Suprema de Justicia. Es decir, 545 seres humanos, fuera de los poco más de 310 millones de norteamericanos que habitamos los EEUU, son directa, legal, moral e individualmente responsables de todos los problemas internos que aquejan a este país.

El Capitolio de Washington D.C. la sede del Congreso de
los Estados Unidos de America.

He excluido a propósito a los miembros de la Junta de la Reserva Federal porque ese problema fue creado por el Congreso, además, cuando en 1913, el cuerpo legislativo delego su deber constitucional de proporcionar una moneda saludable a un banco federal autorizado, pero privado.

He excluido también los intereses especiales y los cabilderos por una sola razón. No tienen autoridad legal. No tienen la capacidad para obligar o coaccionar a un senador, representante, o a un presidente para hacer ninguna maldita cosa. No me importa si ellos ofrecen a un político 1 millón de dólares en efectivo o mas. El político siempre tendrá la facultad para aceptarlo o rechazarlo.

No importa que prometan los cabilderos; es responsabilidad de la legislatura determinar como se vota.
¿No ves como juegan los políticos con el pueblo? Esos 545 seres humanos gastan gran parte de su energía tratando de convencerlo a usted de que ellos no son los culpables del desastre. Y están además en complicidad, independientemente del partido que representan.

Una conspiración de confianza


Lo que diferencia a un político de un ser humano normal y corriente es su excesivo descaro. Ningún ser humano seria capaz de tener la desfachatez con la que John Boehner, puesto de pie le espeto en la cara a Barack Obama por el aumento desproporcionado del déficit presupuestario. El presidente solo puede proponer un presupuesto y no puede obligar al Congreso a aceptarlo. La Constitución que es la ley suprema de la nación le da la responsabilidad exclusiva a la Cámara de Representantes de originar impuestos y fondos federales. John Boehner es el presidente de la Cámara de Representantes. El y sus compañeros republicanos y demócratas, tiene la autoridad de aprobar o no cualquier presupuesto que les venga en gana. Aun si el Presidente lo veta, ellos pueden pasar por encima del veto.

Sustituir canallas:


Parece mentira que una nación de 313 millones de habitantes no pueda sustituir a 545 personas que están endiabladamente condenados a la incompetencia y la ineptitud. No se puede pensar siquiera en un simple problema nacional, desde una injusta política tributaria hasta una cuestión de defensa nacional que no tenga que ver directamente con estas 545 personas desleales a su pueblo que ejercen el gobierno federal y que sencillamente determinan que lo que existe es realmente lo que ellos QUIEREN que exista. Son ellos los que gobiernan y los que sientan las pautas a seguir.

Si el código tributario es injusto, es porque ellos quieren que sea injusto.
Si el presupuesto esta en números rojos, es porque ellos quieren que estén en números rojos.
Si los marines están en Irak y Afganistán, es porque ellos quieren que estén en Irak y Afganistán.
Si no existe un plan de jubilación de elite (pensiones) disponibles para toda la gente, es porque ellos lo han querido así.

Los problemas de los gobiernos no son insolubles. No deberíamos permitir que estas 545 personas culpen a los burócratas a quienes emplean y cuyos puestos de trabajos pueden abolir –si quisieran-, a los cabilderos cuyos regalos y asesoramiento podrían rechazar; a los reguladores, a quienes les dan el poder de regular y de quienes pudieran retirarlo. Sobre todo, no nos dejemos engañar por esa creencia “mística” de que existen otras fuerzas incorpóreas como “la economía”, “la inflación”, “la política”, “la inmigración”, que les impide hacer lo que prometieron hacer cuando juraron todos a su cargo.

Esas 545 personas son las responsables. Ellos y solo ellos tienen el poder. Ellos y solo ellos deben rendir cuenta a aquellos que los eligen para que les sirvan. El pueblo que elije a estos políticos es su jefe, por tanto ellos son los empleados del pueblo, siempre y cuando tengamos el coraje y la habilidad de administrar a nuestros empleados.

Ladron de Guante Blanco:


¿Sabían ustedes que la mayoría de los 47 impuestos que nos hacen pagar hoy en día no existían hace 60 años? Estados Unidos era entonces la nación más próspera del mundo, con la clase media más grande del mundo, mientras la mayoría de las madres se quedaban en casa cuidando de sus hijos.

  1. Impuesto sobre la venta (Sales Tax)
  2. Impuesto de las escuelas (School Tax)
  3. Impuestos a los licores (Licuor Tax)
  4. Impuesto de lujo (Luxury Tax)
  5. Impuestos Selectivos (Excise Taxes)
  6. Contribución de impuesto territorial (Property Tax)
  7. Impuesto a los cigarrillos (Cigarette Tax)
  8. Impuesto al Medicare (Medicare Tax)
  9. Impuesto de Inventarios (Inventory Tax)
  10. Impuesto sobre Bienes Inmuebles (Real State Tax)
  11. Impuesto de permiso de pozos (Well Permit Tax)
  12. Impuesto sobre la gasolina (Fuel Permit Tax)
  13. Impuestos de Herencia (Inherited Tax)
  14. Impuesto de uso de carreteras y caminos (Road Usage Tax)
  15. Impuesto sobre la licencia de conducir (Driver’s Licence Tax)
  16. Impuesto sobre la placa de perros (Dog’s LicenceTax)
  17. Impuesto sobre la Renta (State Income Tax)
  18. Impuesto de Patente de alimentos (Food Licence Tax)
  19. Impuesto sobre Ventas de Vehículos (Vehicle Sales Tax)
  20. Impuesto de Recaudación Tributaria Bruta (Gross Receipt Tax)
  21. Impuesto del Seguro Social (Social Security Tax)
  22. Impuesto sobre Cargos por el Servicio (Tax Service Charge)
  23. Impuesto de Patente de Pesca (Fishing Licence Tax)
  24. Impuesto sobre la Renta Federal (Federal Income Tax)
  25. Impuesto sobre el Permiso de Construccion (Building Permit Tax)
  26. Cargos por Intereses del IRS (Impuesto sobre el impuesto) (IRS Interest Charges)
  27. Impuesto de Patente de Caza (Hunting Permit Tax)
  28. Impuesto sobre la Licencia Matrimonial (Marriage Licence Tax)
  29. Impuesto sobre Corporaciones (Corporate Income Tax)
  30. Impuesto sobre Bienes Personales (Personal Property Tax)
  31. Impuesto de Cuentas por Cobrar (Account Receivable Tax)
  32. Impuesto sobre Vehículos Recreativos (Recreational Vehicle Tax)
  33. Impuesto de Accidente de Trabajo (Work Compensation Tax)
  34. Impuesto de Matricula para embarcaciones (Watercraft Registration Tax)
  35. Carga Tributaria por uso del teléfono (Telephone Usage Charge Tax)
  36. Impuestos Federales Especiales Telefónicos (Telephone Federal Excise Tax)
  37. Impuestos locales y estatales sobre el teléfono (State and Local Telephone Tax)
  38. Sanciones del IRS (Penalties) (Otro Impuesto sobre el impuesto)
  39. Impuesto estatal de desempleo (SUTA) (State Unemployment Tax)
  40. Impuesto Federal de Desempleo (FUTA) (Federal Unemployment Tax)
  41. Recargo impositivo por uso mínimo del teléfono (Telephone Minimum Usage Surcharge Tax)
  42. Cuota Tributaria por Servicio Universal Federal del Teléfono (Telephone Federal Universal Service Fee Tax)
  43. Impuesto a la Gasolina (actualmente 44,75 centavos de dólar por galón) (Gasoline Tax)
  44. Impuesto de Matricula y Licencia de Vehículos (Vehicle Registration Tax)
  45. Impuesto de Recargo Federal, Estatal y Local sobre el teléfono (Telephone Federal, State and Local Surcharge Tax)
  46. Impuesto de cargos recurrentes y no recurrentes del teléfono (Telephone Recurring and Non-recurring Charges Tax)

¿Qué demonios ha pasado?

¿Será posible que todos esos impuestos salgan de nuestros bolsillos para alimentar el bolsillo de ellos? ¿Cómo podemos aceptar que tengan ellos los programas de retiro y beneficios que no tenemos nosotros que somos quienes le pagamos sus salarios y… todo lo demás?
¿Para eso los hemos elegido?

Entradas populares